Usa la proporción áurea para fotos fuera de este mundo

Usa la proporción áurea para fotos fuera de este mundo

¿Qué es la proporción áurea?

A la proporción áurea se la conoce por un sinfín de nombres: razón dorada, phi y divina proporción, para solo nombrar algunos. Da igual como la llamemos, afirma que las proporciones más estéticas son 1:1.618.

La proporción áurea y la composición

Para conseguir que la gente no pueda apartar la vista de tus fotos hacen falta varias cosas, pero una de las más importantes es la composición. Las fotos bien compuestas tienen un aspecto equilibrado, interesante y parecen ordenadas y organizadas. Atraen la mirada y la guían por la foto sin que te das cuenta.

Si ya te informaste sobre la composición fotográfica seguro que ya conoces la cuadrícula de los nueve cuadrados asociada con la regla de los tercios. Pero este no es el único truco de composición en el mundo de la fotografía. La proporción áurea es una regla de composición que existe desde los tiempos en los que las togas no solo se llevaban en actos de graduación de las universidades. Estate preparado para descubrir una nueva manera de pensar tus fotos (y aprende un poco sobre números, cuadrículas y los cálculos). Vamos a sumergirnos en el tema de la proporción áurea y cómo se aplica a la fotografía.

Cómo encontrar la proporción áurea

La proporción 1:1.618, que puede parecer aleatoria, se encuentra al dividir una línea en dos partes – una más larga y una más corta. Encontramos la proporción áurea 1:1.618 cuando dividimos una línea en dos partes y la longitud total de dividida por la parte larga es igual a la parte larga dividida por la parte corta.

Se dice que la proporción áurea fue utilizada por artistas famosos como Leonardo da Vinci y Salvador Dalí y que también aparece en la naturaleza (huracanes, la cáscara del nautilo y diferentes plantas). Pero también es importante mencionar que hay un debate continuo sobre dónde aparece la proporción. La proporción también se aplica en diferentes disciplinas como la arquitectura, la psicología y en la cabeza famosa de una figura política.

Fibonacci y la espiral dorada

Si dibujas un rectángulo con las proporciones 1:1.618 (llamado un rectángulo dorado) y lo divides en rectángulos dorados cada vez más pequeños obtendrás algo que probablemente te recuerde a una cáscara de caracol – una espiral dorada.

Espiral de Fibonacci foto de paisaje

La espiral de Fibonacci o la espiral dorada se puede voltear y girar – lo que importa es la forma y la distancia entre los círculos.

También puedes llegar a la misma forma usando los números de Fibonacci (sí, la sucesión de números que se hizo famosa – también con aquellas personas que no entienden nada de matemáticas – gracias a Dan Brown) para crear cuadrados. La sucesión de Fibonacci está relacionada con la proporción áurea, porque si miras dos números sucesivos de la sucesión estos se acercan mucho a la proporción áurea. Por eso muchas veces la espiral de Fibonacci se asocia con la proporción áurea.

La cuadrícula phi

Esta cuadrícula es otra forma de usar la proporción áurea. A primera vista parece una copia irregular de la cuadrícula de la regla de los tercios. Pero hay método detrás de esta locura: en vez de usar la proporción 1:1 que se emplea en la regla de los tercios y divide la imagen en nueve partes iguales, la cuadrícula phi usa la proporción áurea adaptada 1:0.618:1 – quiere decir la columna central no es tan ancha como las columnas a la derecha e izquierda.

La cuadrícula phi grid y la regla de los tercios

Las líneas discontinuas en esta foto representan la cuadrícula phi, las líneas continuas representan la cuadrícula de la regla de los tercios. ¿Ves la diferencia?

Cuadrículas, espirales y tus fotos

Si tu cabeza te da vueltas con todo este rollo de números, espirales y cuadrículas, olvídate de todo. No hace falta dominar las matemáticas detrás de la proporción áurea al 100% para poder usarla de manera efectiva.

La cuadrícula phi, la espiral de Fibonacci y la regla de los tercios sirven para el mismo fin, que es ayudarte a encontrar dónde tus puntos de interés deberían estar para crear imágenes más llamativas.

Para hacer uso de la regla de los tercios coloca tu objeto en una de las intersecciones de las líneas. Con la espiral pon el punto de interés (por ejemplo el ojo del modelo) en la parte más pequeña de la espiral. Así la mirada del espectador se mueve por la imágen. Es importante mencionar que la espiral se puede voltear y mover – lo importante son los círculos y la forma general.

La espiral de Fibonacci se usa para componer el retrato de un chico de cabello oscuro.

Con la espiral de Fibonacci pon el punto de interés (por ejemplo el ojo del modelo) en la parte más pequeña. Así la mirada del espectador se mueve por la imágen.

La pregunta es si la espiral, la regla de los tercios o la cuadrícula phi funciona mejor para la fotografía provoca amplios debates. Algunos dicen que la espiral es mejor para los retratos con el ojo del modelo en la parte más pequeña y que la cuadrícula funciona mejor para los paisajes. Cada imagen es diferente y no hay ninguna regla estricta para elegir el mejor método para tu foto.

La regla de los tercios es alabada por su simplicidad y su facilidad de uso. Algunos suponen que se creó a partir de la cuadrícula phi ya que es más fácil visualizar nueve partes iguales que una cuadrícula con una proporción de 1:1.618. Una queja frecuente en cuanto a la regla de los tercios es que es “demasiado obvia” y que la proporción áurea permite una composición más natural y menos rígida. El conocimiento es poder y cuantas más herramientas y reglas tengas a tu disposición, mejor. Intenta visualizar la espiral o la cuadrícula cuando compones tus imágenes y aplícalas cuando recortas tu foto.

 

Conseguir la foto es solo la primera parte. Continúa el trabajo de tu cámara con PicMonkey Premium.

¡Empieza tu prueba gratis!

PicMonkey
Este artículo ha sido escrito por un miembro del staff de PicMonkey, un enjambre de mentes afines con el único objetivo de hacerte llegar las ideas que deseas, para que puedas sacar buenas imágenes y conquistar el mundo.